Entrevista a Flavio Acuña “CREO EN LA CAUSA Y EL EFECTO: SI HACES BIEN, RECIBES BIEN”

por Adalgisa Corcino  

Punta Cana. Correr el riesgo, depositar la fe y aventurarse en nuevos puertos, son algunas de las particularidades que describirían a las innumerables personas que se trasladan a visitar al Distrito Turístico de Verón- Punta Cana, ubicado en la provincia La Altagracia de la zona Este del país. Sin embargo, los más atrevidos no titubean al tantear como destino la residencia permanente.

Cientos de dominicanos de toda la geografía nacional se trasladan a Verón, Bávaro- Punta Cana, para disfrutar de la exquisitez del turismo y en su mayoría, buscando la plaza de empleo que la vidorria metropolitana les niega.

La cálida hospitalidad que expresan los oriundos del solar es inconfundible, evitando que la nostalgia por dejar el hogar, la comida de mamá, el perrito y el cafecito de la mañana; devasten las primarias intenciones de conquista y progreso local.

Es así como llegan estas personas que se vuelven emblemáticas por la osadía de emigrar, el emprendedurismo que proyectan y la pertinaz lucha cotidiana; convirtiéndolas en personajes protagónicos que semanalmente capturan la atención de ustedes, asiduos lectores de este medio impreso.

La Llegada de un Emprendedor

Con un sol radiante y la playa de fondo, Flavio Acuña, médico naturista, narra su llegada al país, hace aproximadamente 13 años, con intenciones de vacacionar, enfatizando, que por azares del destino se reencontró con una amiga a los 3 días de estar aquí. De inmediato, ella le ayudó a trabajar la rehabilitación motriz y motora para los niños pacientes de Síndrome de Down y Parálisis Cerebral.

¡Fue increíble!, le dije a mi amiga – ¿qué haces acá?- Y me contestó, – hace cinco años vivo aquí-. Esa misma noche, mucha gente empezó a decirme que lo que yo hacía acá no existía a nivel local, ni nacional. También, la gente de la capital le decía lo mismo.

“A la semana de estar acá me pidieron que atendiera a una persona de la zona, ¿que si lo podía ayudar?” Entre risas, dice: “Claro, pero lo menos que yo quería era trabajar, deseaba estar debajo de los cocos y las palmeras. De inmediato, le empecé atender y desde ahí la lluvia de consultas y más consultas no paraba”, comentó.

Recuerda que al mes llamó a su madre y le dijo que se quedara trabajando en las clínicas que tenía en Uruguay: Una en Punta del Este y otra, en Montevideo, la capital. “Aquí encontré una conexión especial con el lugar; bueno, para no cansarte, al mes ya tenía mi primer consultorio, trabajando en horario corrido de 7:00 de la mañana hasta las 11:00 de la noche, todos los días”, relata.

Conexiones especiales le dicen los grandes maestros a “que al ser humano común, la belleza le entra por los ojos, pero existen cosas que son más importantes, como la piel. Ustedes muchas veces van a una casa y se les ponen los pelos de punta y se preguntarán ¿por qué?, si no hay explicación, eso es piel. También, cuando ves una persona y dices, ¡wao!, como si fueran amigos de toda la vida”.

Mientras platicaba al equipo de redacción BávaroNews, Acuña, un romántico de la naturaleza; transpiraba todo el té de mate que bebía, elaborado por él mismo a base de jengibre, romero, artemisa-moxa, tomillo, menta, miel y otras hierbas propias del jardín que cultiva para la fabricación de los productos, el consumo directo y las curaciones.

Es un versado empírico de la botánica y producción de sustancias y brebajes medicinales para el cuidado y la limpieza del templo humano.

Cada minuto de la entrevista era más interesante, ya verán porque.

Cuenta el herbario, que hereda de su abuelo curandero el arte sanador con las plantas, revelando que no tuvo formación académica en el estudio de la botánica. Pero, afirma que desde los dos años de edad demostraba sus innatas habilidades farmacéuticas, a través de la medicina natural.

Ruborizado por la temperatura de la playa Los Corales de Bávaro, Flavio dijo que se inició en las artes marciales a los ocho años y, al mismo tiempo, curaba a todos sus amiguitos sin saberlo. “Si alguno se lastimaba, yo le ponía un poco de tabaco”, expresó.

Además, tuvo mentores que también se interesaban en la sanación. “Siendo para mí como una misión en este planeta, el arte de curar por medio de las hierbas”, agregó.

Spa Natural Center: Un espacio de Belleza y Salud 

Yo creo en lo que es causa y efecto, si haces bien, recibes bien”.

Natural Center & Spa es un centro médico natural de la zona, dirigido por Flavio Acuña médico naturista, quien es reconocido por todos los residentes de Verón-Bávaro, Punta Cana, gracias a su profesionalismo.

El centro es un santuario de la salud natura-espiritual, fundado por el especialista en fisioterapia, certificado por sus 25 años de ejercicio ininterrumpidos, la eficacia de su arte curadora y empática personalidad; avalados también por el saber popular y la medicina tradicional china que maneja al dedillo.

Este Industrioso proyecto ofrece las especialidades en acupuntura, digitopuntura, reflexología, masajes tibetanos, masajes relajantes, reiki, tratamientos corpóreos y terapéuticos, conferencias, talleres y training por sus siglas en inglés (entrenamiento) para las diferentes cadenas de hotelería de la comarca.

El centro natural brinda las bondades de la estética como tratamientos faciales a base de algas marinas, piedras volcánicas y concha de mar, devolviendo la lozanía exterior, igualmente, alimentado el espectro corporal.

Dispone de un personal cualificado, diligente y responsable, conformado por Carolyn de la Rosa, encargada del Center & Spa. Entre las masajistas figuran Yannellys Herrera, Lorena Gerónimo, Adelaida Ramírez y Amadeus Albi Tubau, este último, experto en Reiki, masajes del Tibet y budismo.

Novedades

Este consultorio médico natural posee el único jardín botánico con plantación medicinal de la zona. Acuña dijo que, igualmente, creará el primer jardín japonés con una mezcla de 68 plantas reubicadas del Pinar Quemado de Jarabacoa, convento de monjes benedictinos y salesianos.

Este jardín oriental servirá para desintoxicar el cuerpo; beneficioso para el reumatismo y la escoriasis, con excelentes resultados. Más de esto, una cascada, choza de té y cosas típicas de la isla.

Un Loable Servicio Comunitario 

Gratuitamente, Flavio rehabilita a niños, adultos y envejecientes de escasos recursos. Asimismo, brinda alimentación a más de cien niños.

El filántropo dijo que, creará un orfanato en el municipio de La Otra Banda, en Higüey para 300 niños, donde ya han realizado operativos de alimentación, desparasitación y vacunación infantil.

No son sólo números, el año pasado tuvimos alrededor de 1,250 chiquillos. La cena navideña de este año espera a más de 1,200 personas para la entrega de canastas y en el 2015, crearemos un comedor diario para 100 niños.

Confidencias de Acuña

“Cuando llegué a la isla no era empresario, recuerdo que andaba en un motoconcho con una camisa encima haciendo reír a la gente”, comenta entre añoranzas.

Dijo que, inicialmente no era administrador, admitiendo que viene de una familia humildísima. Confiesa que todo fue un proceso, que tuvo dudas en quedarse, pues, en su país natal, Uruguay, tenía varios negocios establecidos muy rentables.

Actualmente, en su centro recibe a deportistas como golfistas, surfistas, peloteros, gente común, de gimnasio y para eventos de deportes de contacto siempre lo solicitan. En su país trabajó con la selección mundial deportista.

La Unidad Familiar

Respecto a la familia, dijo: “Para mí el valor de la cuna tiene un antes y un después. Cuando me hice papá me cambió todo el chip; empecé a vivir cosas nuevas, es un amor incomparable el de un hijo, por más que lo quieras describir, es imposible”.

El feliz padre expresó que: “Si un hijo está mal, ya se complica todo. La familia es fundamental, es unidad y muy importante para mí. Soy muy hogareño, desde que llegué a la isla no suelo trasnocharme; eso lo dejé hace muchísimos años”.

Reiteró que, gusta de la tranquilidad, el compartir con buena gente, una comidita, disfrutar de la naturaleza y, sobre todo, disfrutar con su hijo de las cosas que le hacen bien, como el surf, la música y las plantas, transmitiéndoselo a su hijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *